Noticias

ENE

25

2015

Vehículo exclusivo de la empresa

Una reciente sentencia ha aceptado la utilización empresarial de un vehículo al 100%, en contra de las tesis de Hacienda.
¿Qué pruebas aportó el contribuyente para conseguir su objetivo?

Vehículos de empresa. Uso compartido.
En más de una ocasión le hemos comentado lo difícil que es probar frente a Hacienda que los vehículos de turismo propiedad de la empresa se utilizan totalmente en la actividad económica. ¡Atención! En la práctica, la Administración casi siempre considera que hay un uso mixto (empresarial y privado), y desestima los argumentos en contra de los contribuyentes.
Consecuencias negativas. Esto tiene consecuencias negativas para las empresas:
• El IVA soportado en la adquisición deja de ser deducible al 100%, y sólo lo es en el porcentaje que corresponda a la utilización empresarial.
• Por la parte de utilización privada, se considera que hay una retribución en especie a favor del trabajador a quien se asigna el vehículo, lo que implica costes en su IRPF y la obligación para la empresa de realizar ingresos a cuenta por dicho impuesto.

Sentencia.
- A favor. Pues bien, una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha adoptado una postura más flexible. Apunte.
En contra de la opinión de Hacienda, ha aceptado las pruebas aportadas por un contribuyente para demostrar que un vehículo de turismo se utilizaba al 100% en la actividad empresarial.
Argumentos. Los argumentos y pruebas esgrimidos por el contribuyente, y que han sido aceptados por el tribunal, son los siguientes:
• El contrato de seguro del vehículo, en el que se afirma que éste tiene un uso empresarial.
• La manifestación en dicho contrato de que el conductor habitual es empleado de la empresa, manifestación refrendada por los documentos de cotización a la Seguridad Social.
La manifestación del propio empleado de que utiliza el vehículo única y exclusivamente para el desarrollo de la actividad laboral.
Novedad. Lo importante de esta sentencia es que acepta pruebas que, hasta ahora, siempre habían sido rechazadas por Hacienda. Apunte. Cabe indicar, además, que el caso concreto que se planteó al tribunal era el de un empleado comercial y que el vehículo era de gama media (un Citroén Xsara, habitual para comerciales). Y en estos casos Hacienda siempre había considerado que el comercial también disfrutaba del vehículo para usos privados.

Comentario
Limitados. Es cierto que los criterios de los tribunales superiores de justicia tienen un alcance limitado (los tribunales de otras comunidades autónomas pueden seguir criterios distintos).
Pero esta sentencia pone de manifiesto que es posible defender posturas razonables ante la intransigencia de la Inspección, y que dichas posturas pueden ser aceptadas por los tribunales.

Sin sanción. En cualquier caso, si usted utiliza estos argumentos y Hacienda o los tribunales de su comunidad autónoma no los aceptan, podrá defender, al menos, que no le impongan sanciones.

¡Nadie puede ser sancionado por interpretar la norma de forma razonable, y menos si hay pronunciamiento de tribunales en contra de la opinión de Hacienda!

Volver