Recientemente hemos sabido que el Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado, por unanimidad de todos los partidos, la congelación del Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI) para este año 2018. Y todo ello después de que el Consejo de Ministros aprobara un nuevo coeficiente de actualización de los valores catastrales que hubiera supuesto, en la práctica, una subida de este impuesto en la ciudad.

Ese coeficiente del que hablamos, en el caso de Cádiz, databa de 1996, y el Consejo de Ministros aprobó aplicar, a partir de este 2018, un coeficiente del 1,05%, es decir, un incremento del IBI. Ante esta situación el gobierno local presentó una propuesta respaldada por todos los grupos de la corporación con el objetivo de evitar que caiga una mayor presión fiscal sobre los gaditanos.

Así el pleno ha aprobado una bajada del IBI que pasa del 0,8% actual al 0,762% en los inmuebles clasificados como urbanos. Ahora esta actualización de la ordenanza fiscal pasará a exposición pública tras lo cual será aprobada de forma definitiva en un próximo pleno. La modificación de la ordenanza fiscal se está haciendo en tiempo y forma ya que el plazo establecido para ello finaliza el 1 de marzo.

*Fuente de la información ‘Diario de Cádiz’.