Cada vez que hablamos u opinamos sobre alguien tenemos la oportunidad de mejorar nuestra relación con esa persona, y hoy nos queremos centrar en las relaciones entre los compañeros de trabajo.

Estudios recientes afirman que cuando un superior o compañero destaca las aportaciones de otro le está ayudando a que encuentre un sentido al trabajo realizado. A continuación vamos a ver cómo debemos actuar para mejorar la relación con nuestros compañeros:

  • Las primeras impresiones cuentan, y mucho. Por eso siempre que se pueda, al presentar a alguien, intenta ser imaginativo y compartir detalles de esa persona que destaquen su personalidad, así como resaltar sus fortalezas y valores.
  • Comunica el valor que cada trabajador aporta al equipo. Dar valor a la forma en que hablamos de y hacia nuestros compañeros de trabajo tiene el potencial de modificar el entorno laboral. Además la forma en que los demás hablan de nuestro trabajo nos ayudará a revalorar nuestro aporte y sentirnos más involucrados con la tarea que estemos llevando a cabo.
  • Hablar de nuestros compañeros de forma constructiva (siempre que se pueda).
  • Cada persona es un mundo, por lo que cada compañero de trabajo aporta algo distinto y merece un reconocimiento por ello. Compartir experiencias personales en el ambiente laboral es otra forma de comunicar valores. Además de esta forma estrechamos vínculos, favorecemos la confianza y posibilitamos el intercambio de información.
  • Si vemos que un compañero está cohibido, se queda atrás en el trabajo o es más tímido de lo normal no debemos preocuparnos.  Esta puede ser nuestra oportunidad de intervenir a su favor, destacando sus ideas y aportes de forma positiva hacia el resto.

Y recuerda que un mejor ambiente laboral fomentará la creación de equipos más comprometidos y de individuos satisfechos.